Share

RESPONSABILIDAD CON EL AMBIENTE

LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN ES LA MAYOR RESPONSABLE DEL CONSUMO DE COMBUSTIBLES FÓSILES Y NATURALES. ADICIONALMENTE, ES UN GENERADOR DE DESECHOS IMPORTANTES.

A pesar de lo anterior la construcción, como área de la ingeniería está al servicio del desarrollo y tiene una importancia social indiscutible, al crear “productos” destinados a cubrir las necesidades básicas y superiores de la sociedad como por ejemplo: vivienda, agua potable, salud, educación, recreación, servicios, entre otros.

Para lograr que el proceso constructivo genere un impacto menor sobre el ambiente debemos seguir tres verbos: reducir, conservar y mantener [Lanting, 1996].

ASPECTOS A CONSIDERAR

  • Reducir el consumo de recursos disponibles reciclando, reutilizando y trabajando eficientemente.
  • Utilizar formaleta de varios usos siempre que sea posible.
  • Comprar maderas de reforestación.
  • Modular para evitar el desperdicio.
  • Utilizar productos químicos que no dañen la capa de ozono
  • Evitar los desperdicios en el consumo de energía eléctrica y agua.
  • Optimizar los transportes de materiales para reducir la producción de CO2.
  • Disminuir la producción de residuos sólidos y utilizar botaderos autorizados.

Para lograr una construcción sostenible o que genere un impacto menor sobre el ambiente  deben eliminarse los malos hábitos adquiridos por décadas en el derroche de los recursos naturales. Debe cambiarse la mentalidad de la industria de la construcción con la finalidad de dar prioridad al reciclaje para evitar la extracción de materias primas.

¿Necesita más información?

SÍGUENOS EN